Un año más

Se acerca el fin de año, conque conviene parar el carro (pero sin ponerse melancólicos, eh) y tirar un poco de hemeroteca privada… los últimos años en la granja Santa Gadea han sido años de fiero aprendizaje diario, años de construcción paciente y de sostenella primero y enmendalla después, y vaya que si enmendalla, cuando ves que quien manda no eres tú, cándido e ingenuo cabrero en ciernes, sino la cabra, ay la cabra, que es la que se entera de algo y sabe qué derroteros tomar.

Pero yendo momentáneamente más atrás en el tiempo, me doy cuenta de que la Historia se repite: mi abuelo, maderero reconvertido en vaquero, dejó huella en la familia en esto de la leche y ahora nosotros, con aquello de que las nuevas generaciones tenemos que darle una vuelta de tuerca a todo para hipsterizar el asunto, nos hemos liado la manta a la cabeza yéndonos de vuelta al pueblo para hacer realidad lo que fue la idea inicial, pero llevándola al límite: crear una pequeña empresa dedicada a la elaboración de queso de cabra ecológico y artesano, de rebaño propio de cabras alimentadas con cosecha propia, sí, pero aún más importante, añadiéndole un valor único: que además fuera una empresa ecosostenible.

Huella de carbono negativa en Santa Gadea

Balance energético en Santa Gadea – huella de carbono negativa

Por ello nos planteamos el reto de balance energético cero (y ojo que vamos a publicar próximamente un certificado de huella de carbono en la granja, o como dicen los cursis, carbon footprint), que hemos cumplido con:

· La instalación de 4 huertos solares.

· Una granja eólica. Para los que fueredeis tiquismiquis y os tenéis por quisquillosos (y hacéis bien en siéndolo), la instalación eólica es ciertamente anterior a la llegada de nos, mas cae dentro de nuestra granja (disculpad, me he tragado Isabel entera, y sí, he llorado).

· Una gestión forestal integral: una reforestación masiva y una poda árbol a árbol. Hay alguien en la familia cuyo hobby consiste en podar, por friki que parezca.

· Un sistema de tratamiento y reutilización de los residuos (de los sueros y las aguas sucias). Los sueros son el Gatorade de nuestras cabritas, además de un catalizador fantástico para el compostaje:

· Nuestro sistema de compostaje del estiércol reduce las emisiones de metano en un 40%, entre otras cosas porque los montones de… de eso, de mierda, fermentan mucho más rápidamente.

Tratamiento de residuos en la granja ecológica Santa Gadea

Tratamiento de residuos en la granja ecológica Santa Gadea

Así es que hoy, 10 años después de comenzar esta aventura, los límites siguen quedando lejos (menos mal, porque si no sería un aburrimiento), pero el comienzo también: me doy cuenta de que incluso en el mundo de hoy, tan instantáneo, tan impaciente, tan efímero… todavía es posible pensar, y vivir, a muchos años vista; todavía es posible construir un mundo de muchos pequeños grandes proyectos. Aunque su gestación sea más lenta, merecen la pena.

www.santa-gadea.com

Posted in Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.