Un queso de cabra ecológico, un modelo sostenible

Queso de cabra ecológico Santa Gadea. Tabla de quesos con Black Label y Red Label


De las mismas tierras donde el Cid Campeador obligó a Alfonso VI a someterse a juramento procede el queso ecológico de cabra Santa Gadea. Muchos siglos después, estos valles burgaleses dan cobijo y nombre a nuestra pequeña empresa familiar, que alberga más de 1.000 cabras alimentadas sólo con cosechas propias no transgénicas y carentes de pesticidas químicos.

Sin duda es esta alimentación la razón por la que nuestra maestra quesera trabaja, día tras día, con una leche propia ecológica de cualidades bacteriológicas insuperables, certificada como ecológica por el organismo más estricto del mundo, la FDA (Food and Drug Administration) norteamericana. Santa Gadea es una empresa ecosostenible de carácter agrícola, ganadero, lácteo, industrial y forestal. El futuro es hoy, y hoy Santa Gadea es punta de lanza de una revolución en ciernes, donde las empresas reconocerán el valor del capital natural dentro de su ámbito de producción.

Queso ecológico de cabra Santa Gadea.


Nuestras cabras duermen en un impresionante aprisco de madera de diseño francés (son francesas y queremos que se sientan como en casa). A pesar de la dificultad que entraña manejar un rebaño ecológico de estas proporciones, se han conseguido erradicar todas las enfermedades, incluyendo CAEV, gracias a un ambicioso programa sanitario.

Magnífico aprisco de madera para nuestras cabras en Santa Gadea

El funcionamiento de Santa Gadea es cíclico: nosotros sembramos y cosechamos nuestras tierras (libres de fertilización química o transgénica), con lo que alimentamos a nuestras cabras, cuyos residuos se utilizan posteriormente como abono orgánico para la siembra tras haberse transformados en compost.
En Santa Gadea, además de hacer queso de cabra ecológico, abogamos por la sostenibilidad

Nuestra meta diaria es convivir con la Naturaleza, para lo cual hemos conseguido tener una Huella de Carbono negativa, es decir, secuestramos cantidades importantes de CO2 de la atmósfera:

• Reforestación. 120000 árboles plantados (Pinus silvestres, Quercus ilex, Ilex aquifolium, cerezos y nogales) han devuelto al bosque gran parte de la extension natural que le arrancó la actividad humana.

• Tecnología EM. La utilizamos como catalizador natural de fermentación anaeróbica en los montones de estiércol de nuestras cabras, convirtiéndolo así en un compost rico en nutrientes, que posteriormente se utiliza para fertilizar nuestras siembras. Este proceso anaeróbico dura mucho menos tiempo y emite menos del 50% de metano y CO2 que el procedimiento habitual de elaboración de compost.

• Energía. Santa Gadea tiene un parque eólico en sus tierras (20MW) y ha instalado dos parques fotovoltaicos (450kW). Esta suma energética supera con creces el gasto total de la granja, incluyendo el gasoil para la maquinaria.

Además de fabricar un rico queso de cabra ecológico, la huella de carbono de la Granja Santa Gadea es negativa gracias a la energía solar y eólica que utilizamos.

Nuestra empresa desea seguir invirtiendo en capital natural y restaurar la imagen del pequeño productor, para lo que es necesario cambiar a una filosofía de mercado en donde predomine la calidad sobre la cantidad.



Descargar Archivo