EM: Microorganismos efectivos

La Tecnología EM está demostrada y certificada en más de 120 países, y uso se extiende hoy día más allá de las fronteras de la agricultura.

Actualmente se produce en más de 50 países. EM significa effective microorganisms: microorganismos efectivos. Se trata de un conjunto de 83 cepas de microorganismos diferentes, tanto aeróbicos como anaeróbicos, que se encuentran en equilibrio en un estado de dilución de bajo pH. La mezcla consta de tres géneros bacterianos: bacterias fototróficas, bacterias acido-lácticas y levaduras.

En los años 80, el Dr. Teruo Higa de la Universidad Ryukyu de Japón logró identificar y seleccionar, de entre un amplio conjunto de microorganismos, aquéllos que, en las proporciones idóneas, trabajan cooperativamente para suprimir comportamientos patógenos en el ambiente en que se inoculan, y generan sustancias bioactivas (vitaminas, enzimas, hormonas) que mejoran la calidad de los suelos.

En cualquier ambiente microbiológico-bacteriano (por ejemplo un montón de estiércol), hay tres tipos de microorganismos:
Tecnología EM Microorganismos Efectivos en Granja Santa Gadea• Un 20% de tipo patógeno. Son los que producen la putrefacción.
• Un 20% de tipo fermentativo. Son los que se encuentran en el vino, la cerveza o el queso Santa Gadea.
• El 60% restante, de tipo facultativo u oportunista, puede funcionar como patógeno o como fermento.

Si las condiciones de nuestro estiércol son anaeróbicas y el ph es menor que 5, el EM añadido provocará que el 60% de bacterias de tipo facultativo u oportunista, funcione como fermento. Como en estas condiciones las bacterias de tipo patógeno no pueden trabajar, hemos suprimido totalmente la putrefacción, y aumentado la capacidad fermentativa del conjunto. Así, mediante EM, en Santa Gadea conseguimos:
 
1. Reducir las emisiones de CO2
y metano en un 40%, gracias a que la fermentación ocurre a bajas temperaturas y a que los gases emitidos son el alimento de estas bacterias autótrofas.

Proceso oxidativo o respiración:
C6H12 O6 + 6 O2  >> 6 CO2 + 6 H2O + 36 ATP (se liberan 3,600 cal/gr)
Proceso fermentativo o anaerobio: 
C6H12O6  >> 2C2H5OH + 2 CO2 + 2 ATP (se liberan 368 cal/gr)
 
Este último es el proceso que ocurre en nuestro montón de estiércol durante el proceso de compostaje. Es una fermentación a bajas temperaturas porque se liberan menos calorías.

Además, la emisión de gases contaminantes depende de la composición de la materia orgánica, y en el caso de los procesos fermentativos en presencia de EM, estos gases forman parte del proceso metabólico de las bacterias facultativas anaeróbicas (las oportunistas), que al ser autótrofas se nutren directamente de las moléculas gaseosas.
 
2. Hacer lo que nuestros abuelos hacían desde siempre: dejar el estiércol amontonado fuera de las naves para que se transforme en compost, pero en vez de dos años, nuestro proceso se completa en tan sólo dos meses.