Nos tomamos en serio el tratamiento de residuos

Es importante también el tratamiento de los desechos orgánicos de los empleados de Santa Gadea. Éstos también pasan a formar parte del proceso de compostaje. El cuadro general de la granja puede verse en la imagen. Asimismo, los vertidos de las viviendas del personal y aseos de la fábrica se conducen a una fosa séptica independiente. La materia desechable y reciclable que entra en la explotación se separa convenientemente (vidrio, plástico y cartón) y periódicamente se transporta al punto limpio más cercano.

En cada fabricación se genera una cantidad importante de suero lácteo. En Santa Gadea lo almacenamos y utilizamos como:
· Alimento para las cabras
· Ingrediente, junto a los residuos orgánicos del ganado, para la elaboración de un compost ecológico utilizado como fertilizante natural de nuestros campos.

Recuperamos las aguas de limpieza de la quesería para lavado de las salas de espera y ordeño del aprisco. Esto permite un ahorro de más de un 50% del agua utilizada y vertida.
Todas las aguas sucias generadas en el aprisco y quesería pasan por un filtro estático que capta los sólidos superiores a 1mm, y terminan en una fosa séptica de 30,000 litros, desde la cual se riegan las praderas de la granja. Merced a la labor de infraestructura general de la explotación, se recuperan todas las aguas pluviales y se dirigen por un colector independiente al río Ebro.